Título: CHOQUE HIPOVOLEMICO

Problema:

Reducción aguda del líquido intravascular con deficiente perfusión tisular y descenso de la capacidad
de transporte de oxígeno. Se caracteriza por hipotensión arterial de 90 - 60 mm de Hg o menos, con oliguria, alteraciones del estado mental, pulso periférico débil o poco perceptible y sudoración.

Objetivos terapéuticos:

1. Mantener presión arterial sistólica sobre 90 mm de Hg
2. Mantener adecuada oxigenación tisular


Selección del medicamento de elección:

Medicamento
Eficacia
Seguridad
Conveniencia
Costo
(Tratamiento
diario)

Sol. salina normal

+ + +
+ + +
+ + +
3.50

Lactato Ringer

+ + +
+ + +
+ + +
4.00

Gelitenina

+ + +
+ +
+ +
14.52

Concentrado de glóbulos rojos

+ + +
+ +
+ +



Medicamento de elección - condiciones de uso:

Sustancia activa:


Solución salina isotónica normal 0.9%


Con igual indicación puede usarse la solución de lactato Ringer, en particular en niños.

Presentación:

Frascos 1.000 ml


Posología:

20 - 30 ml / kg de peso, según respuesta de presión arterial y signos clínicos

Duración:

30 minutos a 1 hora

Instrucciones:

Solución salina normal IV en bolos de 300 ml cada 10 - 15 minutos. En pacientes con hemorragia aguda, es posible conservar el volumen intravascular empleando de preferencia soluciones salinas o lactato Ringer. En ausencia de signos manifiestos de insuficiencia cardíaca congestiva, el paciente puede recibir de una sola vez, en forma inicial, de 500 a 1.000 ml de solución salina normal o lactato Ringer, empleando catéter colocado en una vena gruesa, hasta lograr cifras aceptables de presión arterial.

Precauciones:

Monitorizar presión venosa central. Calentar a 37 grados la solución antes de infundir. Si luego de perfundir 2 litros de solución salina (en adultos) en un lapso de 20 minutos persiste la inestabilidad tensional, muy probablemente se requiera una intervención de urgencia para cohibir potencial hemorragia.

Efectos indeseables:  

Edema pulmonar, hemodilusión, enfriamiento.

Observaciones:

* Cuando el choque hemorrágico es de difícil manejo se debe pensar en hemorragia oculta, generalmente se requiere de intervención quirúrgica emergente, para eliminar la causa de la hemorragia.
* Todo paciente en choque debe recibir 5 - 10 litros de oxígeno suplementario por mascarilla. En caso de inestabilidad hemodinámica persistente, se procederá a intubación endotraqueal y administración de oxígeno al 100%.
* En choque séptico se procede igual con cristaloides (solución salina o lactato Ringer), hasta que existan evidencias de adecuado volumen líquido intravascular.
* En pacientes previamente sanos que presentan hemorragia aguda, es razonable iniciar transfusiones sanguíneas, cuando se pierde 30 - 40% del volumen sanguíneo (presencia de signos y síntomas de choque hipovolémico).
* Se recomienda la administración de, concentrado de glóbulos rojos, bolsa de 220 a 300 ml, con glóbulos rojos 170 y 225 ml respectivamente y plasma 50 a 75 ml. La temperatura media de conservación es de 4 a 8º C. No se calienta ni se congela. En caso de transfusión masiva (50% del volumen total en 12 horas o menos tiempo) administrar concentrados plaquetarios o plasma fresco congelado, para tratar hemodilusión y plaquetopenia. Eventualmente puede presentarse hipocalcemia e hipotermia. Paquete de glóbulos rojos 200 ml, diluyente y preservante 50 ml.
* Control estricto de presión arterial, pulso, presión venosa central y diuresis.
* Existe controversia sobre el uso primario de coloides, en cualquier caso se prefiere el empleo de cristaloides.




cursosparamedicos® - Todos los derechos reservados