Título: LUMBAGO - LUMBOCIATALGIA

Problema:

Dolor localizado en la región dorsal y lumbar, sin ningún compromiso o déficit funcional neurológico.
La mayoría de estos episodios son autolimitados y cualquiera sea el tratamiento, 90% se recuperan al cabo de un mes.

Objetivos terapéuticos:

1. Aliviar el dolor
2. Mejorar capacidad funcional
3. Prevenir episodios posteriores


Tratamiento inicial con reposo, en una posición en la que el paciente se sienta cómodo y sin dolor. Posición de semi-fowler sobre un lecho de base sólida, con las caderas y rodillas en ligera flexión. El descanso prolongado es perjudicial por lo cual debe limitarse a 2 días. Se debe aumentar la musculatura abdominal y lumbar con ejercicios físicos y actividades que no aumenten la tensión lumbar, como alzar pesos, sacudidas bruscas o flexión dorso lumbar severa. No se aconseja el uso crónico de vendajes o soportes lumbares, pues contribuyen a debilitar la masa muscular correspondiente.

Selección del medicamento de elección:

Medicamento
Eficacia
Seguridad
Conveniencia
Costo
(Tratamiento
diario)

Ibuprofen

+ + +
+ + +
+ + +
0.40

Diclofenaco

+ + +
+ + +
+ + +
0.80


Medicamento de elección - condiciones de uso:

Sustancia activa:
Ibuprofen

Presentación:

Tabletas de 200 y 400 mg

Posología:

Ibuprofen tabletas de 200 y 400 mg, dosis de 200 a 600 mg tid, en adultos y de 15 mg / kg de peso corporal en niños; en adultos se puede usar hasta 1.2 – 1.8 g, divididos en 3 a 4 dosis al día, llegando hasta 3.2 gms. Las dosis usuales son 0.6 a 1.2 g al día.

Instrucciones:

Naproxeno o diclofenaco pueden usarse con igual indicación. No se ha demostrado que un AINES sea más efectivo que los demás. Administrar analgésicos en forma regular y continua, el tiempo necesario.

Precauciones:

Especial cuidado en pacientes con antecedentes de afectación gastrointestinal y renal, y también en personas ancianas.

Observaciones:



* El empleo de relajantes musculares es motivo de controversia. De considerarlo necesario, particularmente en pacientes tensos, con evidencia física de contractura muscular, se puede emplear orfenadrina e inclusive diazepam.
* Estos pacientes deben reblandecer sus heces con dieta a base de fibra o agentes reblandecedores.
* Son frecuentes las recidivas, para su prevención se debe realizar una disciplinada secuencia de ejercicios de flexión lumbar para reducir la lordosis lumbar y mejorar la postura. Estos ejercicios deberían aumentar en intensidad, como la tolerancia del paciente lo permita. Al principio en posición supina dorsal y después erecto, de 20 a 40 flexiones por día.
* Eventualmente, pueden emplearse infiltraciones con anestésicos locales o corticosteroides en pacientes con dolor localizado de origen radicular.
* Cuando la sintomatología no mejora en 4 semanas y aparecen signos de dolor en extremidades, como calambres, disfunción de esfínteres y otros de compromiso neurológico, deben ser remitidos a un centro especializado.