Título: PARO CARDIORESPIRATORIO (PCR)

Problema:

Cesación de la contracción cardíaca y de la función respiratoria, con la consecuente hipoxia tisular. Usualmente es resultado de una disrritmia cardíaca. En pacientes hospitalizados, el PCR a menudo sigue al infarto agudo de miocardio, a enfermedad multisistémica severa y asistolia, bradiarritmia o actividad eléctrica sin pulso.


Objetivos terapéuticos:

1. Restaurar tempranamente la perfusión y el ritmo cardíaco normal
2. Mantener perfusión cerebral adecuada
3. Estabilizar los diferentes parámetros hemodinámicos
4. Prevenir nuevos episodios de arritmia

Inicialmente, lo fundamental en el manejo del PCR es:

* Valorar los signos vitales y estado de conciencia.
* Buscar y preparar desfibrilador.
* Si el paciente no respira, asistir dos respiraciones boca a boca y proveer ventilación en forma continua. Asegurar una vía aérea permeable y bajo control, inclusive mediante intubación endotraqueal, si fuese necesario.
* Si no hay pulso, masaje cardíaco inmediato (posición paraesternal izquierda baja) con una frecuencia de 80 por minuto, intercalado con una respiración cada 5 masajes.
* Desfibrilación temprana: hasta 3 veces (200 - 300 -360 Joules). Si no hay respuesta de pulso, continuar con desfibrilación siguiendo la secuencia antes señalada, hasta obtener pulso.
* Cuando no se dispone de desfibrilador: golpear en forma enérgica con el puño cerrado en región precordial, hasta por 3 ocasiones, hasta oir látido cardíaco o palpar pulso arterial.
* Establecer vía parenteral permeable y administración de cristaloides.


Selección del medicamento de elección:


Medicamento
Eficacia
Seguridad
Conveniencia
Costo
(Tratamiento
diario)

Epinefrina

+ + +
+ +
+ + +
1.20



Medicamento de elección - condiciones de uso:

Sustancia activa:
Epinefrina

Presentación:

Ampollas de 1mg / ml

Posología:

1 mg en bolo IV, repetir cada 3 - 5 minutos (0.01 mg / kg / bolo), hasta restablecer el pulso.

Duración:

Limitar su empleo a la fase urgente aguda de resucitación

Precauciones:

La administración de epinefrina es secundaria o posterior a las medidas de resucitación previas y es recomendada para los pacientes que no responden positivamente, con un franco paro cardíaco.
Monitoreo constante de presión arterial, frecuencia cardíaca y trazado electrocardiográfico.

Efectos indeseables:

Taquicardia e hipertensión arterial reflejas, excitación del sistema nervioso central.

Observaciones:


* La desfibrilación precoz es fundamental en el manejo de estos pacientes, debe ser realizada por cualquier médico o personal paramédico entrenado, cuando sea necesaria.
* Eventualmente puede ser necesaria la administración de otros fármacos para el manejo de alteraciones del ritmo cardíaco. Se emplean en la fase aguda de estos trastornos, hasta cuando se recupere el ritmo normal. Debido a su complejidad de acción, deben ser manejadas exclusivamente por expertos en el manejo de arritmias y a nivel hospitalario.
* Cuando se recupera el pulso y este es muy lento, puede recurrirse al empleo de atropina 1 mg, IV. Tener cuidado que el pulso no exceda los 140/min.
* No son recomendables las inyecciones intracardíacas.

 



cursosparamedicos® - Todos los derechos reservados